Genética del mexicano propicia obesidad y diabetes




Lo que antes permitió a comunidades nómadas soportar las adversidades, ahora engorda, señala Alicia Menjívar, en la imagen. Foto: UNAM




Las mismas características genéticas que ayudaron a los pueblos originarios a sobrevivir, hoy favorecen el desarrollo de la obesidad y padecimientos crónico-degenerativos como la diabetes, explicó la coordinadora de la Especialización en Bioquímica Clínica de la Facultad de Química de la UNAM, Marta Alicia Menjívar Iraheta. “Lo que antes permitió a comunidades nómadas soportar las adversidades, ahora engorda”.

Los mexicanos heredaron de sus antepasados la susceptibilidad diabética, porque el 70 por ciento de sus genes son indígenas, 25 por ciento, caucásicos, y cinco por ciento, africanos. En otras palabras, los mestizos poseen condiciones idóneas para desarrollar este mal.

Esta situación se agrava porque se han detectado polimorfismos (un cambio en la base del ADN que modifica aminoácidos y la estructura de proteínas específicas) asociados a esta enfermedad metabólica, con frecuencias de hasta 30 por ciento de estos alelos de un gen en los pueblos indígenas. “Parece que las comunidades originarias son más propensas al padecimiento”.

La diabetes es una enfermedad antigua. Los primeros registros datan del año 1500 a.C.; sin embargo, en la actualidad se ha disparado el número de casos por factores como la alimentación, el estrés y el sedentarismo. Hace miles de años, los genes permitían que las tribus nómadas almacenaran grasa para emprender largas caminatas. “Esa adaptación era muy útil en ese momento, pero ya no”, dijo la también especialista del Departamento de Biología de la FQ.

A través del proyecto Estudio de Marcadores Genéticos de Riesgo para Desarrollar Diabetes Tipo 2 en Población Indígena Mexicana, financiado por la Dirección General de Asuntos del Personal Académico (DGAPA) de la UNAM, y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se analizan varios genes para establecer un Fondo Diabetogénico a nivel nacional.

Se sabe que existe una variante mexicana con características propias, evidenciada por síntomas muy particulares, como la nefropatía diabética. No se presentan de manera igual las complicaciones de este padecimiento en Francia que en Estados Unidos o México.

Hasta el momento se han recolectado 700 muestras en distintas comunidades indígenas (se espera llegar a mil a finales de año) que servirán no sólo para evaluar la diabetes, sino cualquier padecimiento hereditario, porque para esta tarea es necesario remontarse a los orígenes, en este caso las comunidades indígenas, para identificar dónde se modificaron los genes.

En la evaluación de los polimorfismos se evalúan los genes encargados de la secreción de insulina y los que participan en el desarrollo fetal, particularmente en la formación del páncreas e hígado. Con estos indicadores es posible darse una idea de cómo se encuentra la población mexicana y qué diferencias hay entre mestizos, caucásicos y demás poblaciones, argumentó.

Menjívar Iraheta comentó que al mismo tiempo que brindan atención a ciertas comunidades autóctonas, el proyecto también permite resguardar material genético indígena. “Esperamos abarcar, por lo menos, la mitad de los 65 grupos registrados en el país”.

El conocimiento de los polimorfismos sirve para saber cómo tratar al paciente; “estamos cerca de entender qué medicamento es el indicado para determinado individuo y por qué”. Esto ayudará, a largo plazo, a pronosticar la diabetes y sus complicaciones, y permitirá desarrollar una guía para establecer métodos, diagnósticos y manejos terapéuticos.

“A futuro, esto facilitará crear un diabetochip mexicano, que en una sola laminilla podría incluir 100, 200 ó 500 polimorfismos que determinarán la probabilidad de desarrollar el mal y sus manifestaciones en cada persona. Estamos sentando las bases para ello”.

La investigadora resaltó que la UNAM, a través de estos proyectos, está formando recursos humanos especializados en estas áreas médicas, porque no sólo acerca al especialista a las poblaciones, sino que ayuda a entender las necesidades propias de cada una.

La especialista de la FQ adelantó que actualmente se elabora una formulación especial para diabéticos que ha demostrado aportar múltiples beneficios. Es un preparado que se puede combinar con leche o jugo y que será accesible a la población en general. “Con el ‘aditivo’ buscamos aplicar todos los resultados obtenido a través de este programa”.

Marta Alicia Menjívar Iraheta.


Grados académicos:


Licenciatura: Químico Farmacéutico Biólogo

Facultad de Química, UNAM, México, D.F.

Maestría en Ciencias ( Biología Celular )

Facultad de Ciencias, UNAM, México, D.F.

Especialización en Bioquímica Clínica

Centro de la Organización Mundial de la Salud, Universidad de Oulu, Finlandia.

Doctorado en Ciencias (Biología)

Facultad de Ciencias, UNAM, México, D.F.

Posdoctorado en Biología Molecular

Departamento de Bioquímica Clínica, Universidad de Oulu, Finlandia.

Docencia, Licenciatura y Posgrado:

Biología Celular, carrera QFB.
Endocrinología, carrera QFB.
Bioquímica (modulos carbohidratos, lípidos) , maestría en Ciencias Bioquímicas.
Endocrinología, maestría en Bioquímica Clínica.
Diagnóstico molecular, maestría en Bioquímica Clínica.
Células endócrinas y su función, maestría en Ciencias Bioquímicas.

Áreas de investigación:


* Biología - Diabetes.


Descripción de la investigación:

Genetica molecular de la diabetes.

Posgrados en los que participa:

Posgrado en Ciencias Bioquímicas.
Posgrado en Ciencias Biológicas.
Posgrado en Ciencias Médicas Odontológicas y de la Salud.

Premios y distinciones:

SIN-2, Miembro del SNI desde 1991.
Medalla “Gabino Barreda” por estudios de doctorado.

Publicaciones relevantes:


1. Rodríguez-Trejo A, Ortiz-López MG, Granados-Silvestre MA, Zambrano E, Nathanielsz PW, Méndez-Herrera C, Blondeau B, Bréant B, Menjívar M. Impaired islet gene expression during early postnatal life in rats exposure to a maternal low protein diet. American Journal of Physiology , 2012.

2. Gutiérrez-Vidal R, Rodríguez-Trejo A, Canizales-Quinteros S, Herrera-Cornejo M, Granados-Silvestre MA, Montúfar-Robles I, Ortiz-López MG, Menjivar M. LOC387761 polymorphism is associated with Type 2 Diabetes in Mexican population. Genetic Testing and Molecular Biomarkers. Vol 15, numero 1-2, 1-6, 2011.

3. Víctor Acuña-Alonzo, Teresa Flores-Dorantes, Janine K. Kruit, Teresa Villarreal-Molina, Olimpia Arellano-Campos, Tábita Hünemeier, Andrés Moreno-Estrada, Ma Guadalupe Ortiz-López, Hugo Villamil-Ramírez, Paola León-Mimila, Marisela Villalobos-Comparan, Leonor Jacobo-Albavera, Salvador Ramírez-Jiménez, Martin Sikora, Lin-Hua Zhang, Terry D. Pape, Ma de Ángeles Granados-Silvestre, Isela Montufar-Robles, Ana M. Tito-Alvarez, Camilo Zurita-Salinas, José Bustos-Arriaga, Leticia Cedillo-Barrón, Celta Gómez-Trejo, Rodrigo Barquera-Lozano, Joao P. Vieira-Filho, Julio Granados, Sandra Romero-Hidalgo, Adriana Huertas-Vázquez, Antonio González-Martín, Amaya Gorostiza, Sandro L. Bonatto, Maricela Rodríguez-Cruz, Li Wang, Teresa Tusié-Luna, Carlos A. Aguilar-Salinas, Ruben Lisker, Regina S. Moises, Marta Menjivar, Francisco M. Salzano, William C. Knowler, M. Cátira Bortolini, Michael R. Hayden, Leslie J. Baier, Samuel Canizales-Quinteros. A functional ABCA1 gene variant is associated with low HDL-cholesterol levels and shows evidence of positive selection in Native Americans. Human Molecular Genetics, 2010, vol 19, 

4. Marisela Villalobos-Comparán, M. Teresa Flores-Dorantes, M. Teresa Villarreal-Molina, Maricela Rodríguez-Cruz, Ana C. García-Ulloa, Lorena Robles, Adriana Huertas-Vázquez, Nubia Saucedo-Villarreal, Mardia López-Alarcón, Fausto Sánchez-Muñoz, Aarón Domínguez-López6, Ruth Gutiérrez-Aguilar, Marta Menjivar, Ramón Coral-Vázquez, Gabriel Hernández-Stengele, Victor S. Vital-Reyes, Victor Acuña-Alonzo, Sandra Romero-Hidalgo, Doris G. Ruiz-Gómez, Daniela Riaño-Barros, Miguel F. Herrera, Francisco J. Gómez-Pérez, Philippe Froguel, Eduardo García-García, M. Teresa Tusié-Luna, Carlos A. Aguilar-Salinas and Samuel Canizales-Quinteros.. The FTO gene is associated with adulthood obesity in the Mexican population. Obesity, 2008, 16 (10):2296-301.

5. M. Teresa Villarreal-Molina, Olimpia Arellano-Campos, M. Teresa Dorantes-Flores, Marisela Villalobos-Comparan, Daniela Riaño, Maricela Rodríguez-Cruz, Ruben Campuzano, Adriana Huertas-Vazquez, Marta Menjivar, M. Teresa Tusie-Luna, Carlos A. Aguilar-Salinas, Samuel Canizales-Quinteros. Association of the ABCA1 R230C variant with early-onset type 2 diabetes and its interaction with obesity in the mexican population. Diabetes, 2008, 57(2):509-13.

6. Menjívar M, Granados MA, Montufar I, Herrera M, Tusie-Luna MT, Canizales S, Ortiz-López MG. High frequency of T130I mutation of HNF4A gene in Mexican patients with early-onset type 2 diabetes. Clinical Genetics, 2008, 73: 185-187.

7. Alkes L. Price, Nick Patterson, Fuli Yu, David R. Cox, Alicja Waliszewska, Gavin J. McDonald, Arti Tandon, Christine Schirmer, Julie Neubauer, Gabriel Bedoya, Constanza Duque, Alberto Villegas, Maria Catira Bortolini, Francisco M. Salzano, Carla Gallo, Guido Mazzotti, Marcela Tello-Ruiz, Laura Riba, Carlos A. Aguilar-Salinas, Samuel Canizales-Quinteros, Marta Menjivar, William Klitz, Brian Henderson, Christopher A. Haiman, Cheryl Winkler, Teresa Tusie-Luna, Andrés Ruiz-Linares and David Reich. A genomewide admixture map for Latino populations. American Journal of Human Genetics, 2007 jun 80 (6): 1024-36.


Fuente: La Jornada
Editado: Bio-Gea
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario