Genios sin oportunidades



23 mar 2014

El matrimonio Valles Villalpando, son una historia extraordinaria de “genios” sin oportunidad. Víctor cuenta con una ingeniería en física industrial, maestría en óptica y doctorado en física con especialidad en laser para cortes, e Isaela con licenciatura en Química, maestría en física de materiales y doctorado en física con especialidad en diamantes sintéticos. Ni en Chihuahua ni en México han encontrado una oportunidad para ejercer lo que saben.

Víctor trabaja como administrador de una gasolinera de su familia, recientemente plantó un viñedo y labora en una empresa familiar de venta de vinos de mesa, nada cercano a su especialidad, en tanto que Isaela cuenta con un turno de medio tiempo en un centro de investigación donde apenas gana 7 mil pesos mensuales, trabajando en un área que no es su especialidad. Padres de una niña de seis meses, continúan en la búsqueda de oportunidades que no llegan.

Ser estudiantes de alto rendimiento, de excelentes calificaciones, reconocidos por la Unión Europea, el gobierno británico y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no ha sido suficiente para colocarse en el mercado laboral, ni siquiera para compartir sus conocimientos con los mexicanos, con los chihuahuenses, o “redituar” al país lo que invirtió en su formación.

Isaela estudió la licenciatura en química en la Universidad de Guadalajara, la maestría en física de materiales en el centro el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada Baja California incorporada a la Universidad Autónoma de México y, finalmente, fue reconocida por su alto rendimiento académico. De ahí que fuera becada por la Unión Europea para estudiar su doctorado en Física, por el gobierno británico, y el último año por el Conacyt.

Concluyo el doctorado en la Universidad Heriot Watt de Escocia, donde hizo una investigación sobre elaboración de diamantes sintéticos. En el Reino Unido había buenas oportunidades de trabajo en el ramo, pero el estatus migratorio era complejo, pues para dar esas oportunidades pedían autorización de la institución mexicana que había pagado la última parte de la beca, en este caso el Conacyt, institución que no le otorgó el permiso debido a que como requisito de beca pide regresar a trabajar a México en retribución a su país.

Contradictorio a la política de “retribuir a México”, Isaela llegó a Chihuahua a tocar puertas, primero en las facultades de Química y Faciatec de la Uach, luego en el Cimav, ofreciendo incluso ser parte de un programa de repatriación que tiene Conacyt, donde por un año les pagan su salario, de manera que la institución o empresa donde se emplee, se ahorra un año de salario a cambio de abrirle un lugar de trabajo, sin embargo, ni bajo estas condiciones consiguió nada “yo lo que quería era trabajar en lo que fuera, pero no se me dio oportunidad”, señala.

Después tocó puertas en el Tecnológico de Parral para dar clases, donde le ofrecieron cubrir un interinato por 6 meses, con la esperanza de conseguir una plaza de tiempo completo en cuanto se abrió la primera, le pidieron que se retirara porque el sindicato se encargo de llenar su lugar.

En esta búsqueda de oportunidades Isaela y Víctor se han encontrado con dificultades de todo tipo, desde el directivo que cubre el puesto sin dominar el área de investigación que dirige, donde los jefes no cuentan con posgrados, lugares de trabajo controlados por sindicatos, donde los celos profesionales de donde tocan puertas se las cierran.

Consideran que México tiene un sistema donde no se contrata por habilidades, donde no se convoca y, por tanto, no se dan las oportunidades de acuerdo a las aptitudes, a las capacidades y mucho menos se paga por lo que se sabe.

Isaela actualmente cuenta con un trabajo de medio tiempo en el Centro de Investigación para los Recursos Naturales de la SEP, donde percibe un sueldo de 7 mil pesos mensuales, trabaja en una investigación sobre compuestos fenólicos en uvas y vinos, cuenta con un viñedo experimental y no ha logrado ejercer su especialidad por falta de oportunidades, pues el trabajo que ahora desarrolla no es su especialidad, y el salario es poco deseable para alguien que invirtió tantos años en su formación.

Para Víctor, la historia no es diferente, él es ingeniero físico industrial por el Tecnológico de Monterrey campus Monterrey con maestría en óptica por el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada Baja California, incorporada a la Universidad Autónoma de México y finalmente cursó el doctorado en física en la Universidad Heriot Watt de Escocia con especialidad en laser como herramienta de corte.

Víctor estuvo becado durante sus cinco años de doctorado por el Conacyt, y su especialidad tiene un mercado laboral en lo industrial, aeroespacial, militar y otros. También pudo quedarse a trabajar en Europa pero el Conacyt, hasta la fecha le exige trabajar en México debido a que invirtió en su educación alrededor de un millón de pesos y la política es que debe retribuir el conocimiento a su país. Sin embargo, al tocar puertas para “retribuir a su país” no se le han abierto y ahora trabaja como administrador de una gasolinera de su familia.

Desde hace dos años, también plantó un viñedo donde hizo labores desde el diseño de parcela, plantación de vid, elección de variedades hasta tomar el pico y la pala, algo muy lejos de su especialidad. Para hacer este trabajo se vio en la necesidad de capacitarse con españoles vía internet con un diplomado en producción de vinos y manejo de viñedos.

Su familia cuenta con una empresa de venta de vinos de mesa donde también trabaja, área en la que ha ido capacitándose a fin de obtener un sustento para su familia. Las oportunidades para un físico en materiales con especialidad en laser para cortes, espera que algún día llegue, en Chihuahua sabe que no hay muchas opciones, por lo que tiene la esperanza de ser maestro investigador, y sembrar en los jóvenes la semilla de la innovación, la investigación que considera que son el futuro del empleo a nivel mundial.


Fuente: El Diario de Chihuahua
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario