Monitoreo de Jaguar (Panthera onca) en la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales



El objetivo general de este trabajo, fue conocer la situación actual del jaguar y sus cambios poblacionales, como indicador de éxito de las acciones de conservación en la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales. Además, determinar su abundancia y distribución, calcular su tamaño y densidad poblacional, elaborar un catálogo de los individuos presentes en el área, capacitar e incorporar en las actividades de monitoreo a personal de los ejidos y/o comunidades asociadas al ANP (guías y técnicos comunitarios), así como realizar talleres de capacitación y educación ambiental a personas de los ejidos y comunidades en las acciones de conservación y monitoreo del jaguar.

El área de estudio cubre una extensión aproximada de 136,000 Ha y ocupa terrenos de los municipios de:  Rosamorada, Santiago Ixcuintla, Tecuala y Tuxpan.

Para la estimación de la densidad, abundancia y distribución de los felinos silvestres se empleó el fototrampeo y registros de huellas mediante transectos de monitoreo. El esfuerzo de muestreo se concentró en los límites de la reserva. En base en información previa obtenida de habitantes por entrevistas informales, se eligieron tres zonas de monitoreo que cubrieron el sur y norte del polígono de Marismas Nacionales. 

El esfuerzo de trampeo se inició desde mayo hasta noviembre del 2011. Las estaciones estuvieron activas un promedio de 43 días (DS=17.4). Mediante un análisis de captura recaptura y con el uso del programa CAPTURE se estimó la abundancia con el modelo heterogéneo (Mh; Otis et al. 1978). El  modelo heterogéneo es adecuado para aquellas situaciones donde los individuos tienen diferentes probabilidades de ser capturados, pues es la situación más parecida a las condiciones naturales.

La abundancia del jaguar, calculada en 4.5 individuos por 100 km2 para Marismas Nacionales Nayarit, es inferior a la calculada en el año 2009. Sin embargo, los datos calculados este año fueron obtenidos con un mejor diseño de muestreo, ya que se cubrieron dos áreas con diferentes características ambientales. La densidad actual calculada es similar a sitios conservados como Chamela-Cuixmala (Núñez 2011) de 5.4 ind /100 km2 en la costa de Jalisco y en El Peten en Guatemala. También la densidad estimada en este estudio fue superior a otras áreas tradicionalmente importantes para la conservación del jaguar como las selvas de Costa Rica, lo que refleja la importancia de esta área para la conservación del felino. Comparado con otros humedales, la densidad calculada fue menor a El Pantanal (10 ind /100 km2; Soisalo y Cavalcanti 2006). 

De acuerdo a los datos obtenidos de la abundancia relativa, la densidad del jaguar no es uniforme a lo largo del área, aparentemente la mayor abundancia se encuentra en el sur de la RBMNN. En el centro y norte del ANP la abundancia del jaguar podría ser menor y en general en toda el área. Es posible que la intensa actividad humana en la región central este afectando de algún modo la presencia del jaguar.
  
Desafortunadamente se desconoce la abundancia de la población de jaguares en años anteriores, sin embargo los resultados y testimonios obtenidos reflejan que a pesar de la intensa actividad humana es una población que está aumentando, con presencia de hembras y machos que garantizan la permanencia de la especie si se reducen las amenazas existentes. A diferencia del año 2009, el jaguar fue más abundante este año, lo cual podría ser explicado por qué se abarcó una mayor área de monitoreo. En el año 2009 se registró la presencia de 5 individuos mientras que en el 2011 se obtuvo evidencia de por lo menos 9 jaguares. 

Se estimó que en la RBMNN hay entre 17 y 120 individuos de jaguar. Si se considera el valor más conservador, la población de jaguares está en riesgo de mantenerse a largo plazo. De acuerdo a Eizirik et al. (2002) se requiere de por lo menos 50 individuos reproductivos para mantener una variabilidad genética, lo que en la práctica significa que se requieren 150 felinos para tener 50 reproductores. Entonces la población de jaguares en Marismas Nacionales Nayarit no sería viable a largo plazo. Favorablemente, todavía existe conectividad hacia áreas donde aún hay jaguares como San Blas, Marismas Nacionales Sinaloa y Sierra de Teponahuaxtla, por lo que es factible que aún haya intercambio de individuos y que la viabilidad de la población se mantenga. 

Fuente: http://www.conanp.gob.mx/acciones/fichas/marismas_nacionales/info.pdf
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario