El sentido del humor, no es propio de la especie humana.

28 Mar 2014




Los científicos creen que la risa humana evolucionó del jadeo distintivo que emiten los grandes simios al jugar. Ese sonido particular cumple la función de indicar el carácter lúdico de la actividad y evitar que se torne agresiva.

La psicóloga Matina Davila-Ross, de la Universidad de Portsmouth en Reino Unido, analizó grabaciones digitales del jadeo producido por chimpancés, bonobos, gorilas y orangutanes al sentir cosquillas y las comparó con la risa humana. Encontró que las similitudes vocales entre las especies coincidían con sus relaciones evolutivas.

Los chimpancés y los bonobos, nuestros parientes más cercanos, producían el sonido más parecido a la risa, mientras que los gorilas y orangutanes, cuyo parentesco con el hombre es más distante, emitían un jadeo más primitivo.

¿Qué sucede con los demás miembros del reino animal? El biólogo evolutivo Marc Bekoff, de la Universidad de Colorado Boulder, asegura que varios animales, sino es que todos los mamíferos, presentan un sentido del humor. De acuerdo con el experto, si nosotros lo tenemos los animales también deben presentarlo, aunque quizá de manera distinta.

Un pensamiento similar inspiró al psicólogo Jaak Panksepp, de la Universidad Estatal de Ohio, a hacerle cosquillas a ratas de laboratorio en 1997. Durante investigaciones previas, Jaak y su equipo habían descubierto que los roedores emitían ultrasonidos de 50 kilohertz cuando jugaban y se correteaban. Se sorprendieron al constatar que podían suscitar este sonido con cosquillas. Cautelosos al declarar que las ratas reían, concluyen que el ruido es "una señal positiva de afecto".






El siguiente vídeo muestra como un mono se divierte, molestando a unos tigres cachorros .





Fuente: Muy interesante



Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario