¿Cuándo las personas perdimos el afán por la búsqueda del conocimiento?

jun 2014



Llaman a reconocer y valorar a la ciencia como elemento esencial de la cultura y la sociedad


La escritora Sandra Lorenzano y José Gordon, periodista y conductor de La oveja eléctrica, anteanoche en el Museo de Arte Carrillo Gil, en el acto por el octavo aniversario de la serie que transmite Canal 22


¿Cuándo los seres humanos perdimos el afán por la búsqueda del conocimiento? ¿Cuándo perdimos esa conexión del saber con totalidad? ¿Cuándo y por qué decidimos empobrecernos voluntariamente?

Las inquietudes quedaron en el aire y con ello la escritora Sandra Lorenzano dio por terminada su disertación en torno del vínculo entre la literatura y la ciencia, la reflexión y el conocimiento.

Lo anterior tuvo lugar como parte de la mesa redonda con la que el programa televisivo de divulgación científica La oveja eléctrica, de Canal 22, celebró la noche del jueves su octavo aniversario.

En el acto efectuado en el Museo de Arte Carrillo Gil también participaron los físicos e investigadores Gerardo Herrera y Miguel Alcubierre, además del creador y conductor de la emisión, el escritor y periodista José Gordon.

Todos, en sus respectivas intervenciones, hicieron un llamado a la población para que se reconozca y valore a la ciencia como un elemento esencial de la cultura y la sociedad.

Dos fueron los temas centrales de la mesa redonda: la importancia de la ciencia para la vida cotidiana y la necesidad de difundir y divulgar este tipo de conocimiento de manera más amplia entre la comunidad.

Como sus interlocutores, José Gordon fue insistente en su convicción de que el mundo del científico pertenece a la cultura y, como tal, es un espacio al que toda persona puede y debe acceder.

Siempre lo he planteado de esta manera: así como uno puede apreciar una buena novela sin necesidad de ser novelista, no se necesita ser científico para gozar de la aventura, el asombro y la curiosidad que representa la ciencia, agregó.

Cercanía entre poetas y científicos

Sandra Lorenzano evocó a Sor Juana Inés de la Cruz para plantear si acaso el ser humano tiene otro afán que no sea la búsqueda del conocimiento.

La Décima Musa, indicó, lo dice enPrimero sueño, que cuenta los afanes humanos por saber, su admiración y conmoción ante el infinito, ante el universo y su propio cuerpo, ante el mundo natural y la creación, la búsqueda de respuestas sabiendo que sólo se encontrarán preguntas y que justamente por eso vale la pena seguir buscando.

De acuerdo con la autora, la cercanía entre poetas y científicos es más estrecha de lo que se cree o piensa, no sólo porque sin imaginación no habría avances en el conocimiento, sino porque ambos comparten el deslumbramiento ante el universo y buscan metáforas para tratar de acercarse a él y develar sus misterios.

Lorenzano citó al físico estadunidense Isidor Rabi –quien se preguntaba en qué momento nuestras sociedades han fracasado en comunicar la aventura de la ciencia– para referirse a una preocupante realidad nacional.

Por qué hemos fracasado, me pregunto, al grado de que del total de la matrícula de estudiantes de educación superior del país sólo 2 por ciento está inscrito en carreras vinculadas a la ciencia, reflexionó la escritora.

Como parte de la velada, la cual fue grabada por Canal 22, se presentaron avances de las próximas emisiones de La oveja eléctrica, entre ellos uno con Elena Poniatowska, sobre la importancia social de la ciencia y otro en el que la matemática Gabriela Frías habla sobre las facetas como científico y escritor de Isaac Asimov.

De igual manera, será transmitida una entrevista con Linda Buck, premio Nobel de Medicina, en torno del lenguaje olfativo, y otra más con el neurocientífico Gordon Sheperd, de la Universidad de Yale, en relación con el sabor.

Por rescatar la imaginación

La oveja eléctrica es una revista televisiva de divulgación científica –cuyo nombre representa un guiño a la emblemática novela futurista de Phillip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas– que se transmite por Canal 22 los martes a las 20:30 horas y se repite los viernes a las 17:30 horas.

Si en algo busca contribuir este programa, de acuerdo con José Gordon, es a rescatar esa dimensión de creatividad, imaginación e inteligencia que pertenece al mundo de los científicospara compartirlo y disfrutarlo con el resto de la sociedad.



Fuente: La Jornada UNAM



Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario