Secuencian el genoma del tití, que aporta más luz sobre la biología de los primates

21 Jul 2014


Un equipo de científicos de todo el mundo liderado por el Colegio Baylor de Medicina y la Universidad de Washington en St. Louis, en Estados Unidos, ha completado la secuencia del genoma del tití común. Esta secuencia, publicada en la revista 'Nature Genetics', es la primera de un mono del nuevo mundo, proporcionando nueva información sobre el rápido sistema de reproducción único del tití, su fisiología y crecimiento, que arrojan más luz sobre la biología de los primates y la evolución.



"Estudiamos los genomas de primates para entender mejor la biología de las especies que están más estrechamente relacionadas con los seres humanos --afirma el doctorJeffrey Rogers, profesor asociado en el Centro de Secuenciación del Genoma Humano en Baylor y autor principal del informe--. Las secuencias anteriores de los grandes simios y macacos, que están muy estrechamente relacionadas con los seres humanos en el árbol evolutivo de los primates, han brindado nueva información notable sobre los orígenes evolutivos del genoma humano y los procesos involucrados".

"Cada nuevo genoma de primate no humano se suma a una comprensión más profunda de la biología humana", destaca el doctor Richard Gibbs, director del Centro de Secuenciación del Genoma Humano en Baylor e investigador principal del estudio, que reveló características genéticas únicas en el tití, como varios genes que probablemente son responsables de su capacidad de reproducir consistentemente nacimientos múltiples.

"A diferencia de los seres humanos, los monos tití paren constantemente gemelos sin que este hecho esté asociado a algún problema médico -destaca Kim Worley, profesora en el Centro de Secuenciación del Genoma Humano--. 

¿Por qué es bueno en los titíes, pero no en los seres humanos, donde el embarazo múltiple se considera de alto riesgo y se vincula con más complicaciones?".


Resulta que el gen WFIKKN1 del tití muestra cambios asociados con el hermanamiento en estos animales. "De nuestro análisis se desprende que el gen puede actuar como una especie de interruptor crítico entre los embarazos múltiples y únicos, aunque no es el único gen involucrado", afirma Rogers, quien añade que el hallazgo podría aplicarse a los estudios de los embarazos múltiples en los seres humanos.

El equipo también se centró en los cambios genéticos asociados con un rasgo único de los monos tití y sus parientes cercanos, pero no descrito en cualquier otro mamífero. Los gemelos dicigóticos (o mellizos) en titíes intercambian las células madre de la sangre llamadas células madre hematopoyéticas en el útero, lo que conduce a quimerismo, un organismo compuesto de células genéticamente distintas.

"Esto es muy inusual. Los gemelos son completamente hermanos, pero si se dibuja una muestra de sangre de un animal, entre el 10 y el 50 por ciento de las células llevarán ADN del hermano -detalla Rogers--. Normalmente, los mellizos no comparten el mismo ADN de esta manera, y en otros animales, este quimerismo puede causar problemas médicos, pero no en los monos tití. Es muy especial".

"Las implicaciones de traslación de este trabajo al embarazo y la medicina reproductiva son importantes. Hemos demostrado que hay varios genes en el tití que probablemente permiten múltiples hermanos a la vez. Sin embargo, no es sólo una cuestión de por qué tienen una alta tasa de hermanamiento, sino de cómo se las arreglan para criar a estos gemelos con tanto éxito", agrega la doctora Kjersti Aagaard, profesora asociado de Obstetricia y Ginecología y Medicina Fetal Maternal en Baylor y coautora del estudio.

Sin complicaciones por embarazo múltiple


"Dada la relativamente alta tasa de complicaciones de gemelos que vemos, que van desde el nacimiento prematuro a complicaciones únicas, tales como el síndrome de transfusión gemelo-gemelo (visto sólo entre gemelos idénticos o monocoriales), es crucial entender la biología de adaptación subyacente del tití que le permite evitar estas complicaciones", subraya.

Los titíes tienen un sistema social único en el que el macho dominante y la hembra actúan como los criadores primarios de una familia, aunque sus familiares también cuidan de las crías. Ellos los recogen, los llevan durante largos periodos, y, básicamente, proporcionan todo el apoyo que permita a los criadores reproducirse de nuevo rápidamente. Curiosamente, los familiares que prestan la atención se suprimen reproductivamente, según Worley.

Los titíes también tienen un muy pequeño tamaño del cuerpo. La secuencia del genoma mostró que esto puede ser el resultado de la selección positiva en cinco hormonas de crecimiento / factores de crecimiento insulínicos (GH-IGF) con potenciales funciones en la producción de cuerpos de pequeño tamaño. Además, el equipo identificó un grupo de genes que afecta a las tasas metabólicas y la temperatura del cuerpo, adaptaciones asociadas con desafíos del pequeño tamaño corporal.

El estudio también proporciona nueva información sobre los microARN, pequeñas moléculas de ARN no codificantes que funcionan para regular la expresión génica. "No ha habido mucha investigación realizada sobre los microARN en primates no humanos, por lo que esto es particularmente importante", destaca Worley. Los titíes poseen un número significativo de diferencias en los microARN y sus genes objetivos en comparación con los seres humanos, con dos grandes grupos potencialmente implicados en la reproducción.


Fuente: Natura Hoy
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario