En México se usan plaguicidas prohibidos a escala mundial

30 Sep 2014


En México se usan al menos 12 plaguicidas prohibidos a escala internacional que ingresan al país de contrabando poniendo en riesgo la salud de las personas y el ambiente, los cuales han sido detectados en productos agrícolas de exportación contaminados.

En 2008 y 2009, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos detuvo la entrada de cargamentos de 88 diferentes productos agrícolas no procesados de origen mexicano. En 77 por ciento, la detención se realizó al encontrar residuos excesivos de plaguicidas.

En 2010, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), mostró preocupación por el “incremento sustantivo de productos agrícolas (de exportación) que dan positivo a la presencia de contaminante químicos y biológicos”, según se manifestó en el documento “Estrategia federal para el fortalecimiento de los sistemas de reducción de riesgo de Contaminación en la producción primaria de vegetales”.

Un estudio técnico realizado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) reportó que las frutas y los vegetales mexicanos representaron 42.9 por ciento de los casos de residuos plaguicidas. Productos como chile, melón, berenjena, frijol, papaya y tomate, fueron los más recurrentes.

El pasado 19 de agosto, la actual administración de la Sagarpa publicó en el Diario Oficial de la Federación el proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-000-SAG-FITO/SSA1-2013, que tiene por objeto establecer los lineamientos técnicos y procedimientos para la autorización de límites máximos de residuos (LMR) de plaguicidas químicos de uso agrícola con fines de registro y uso.


Las sustancias en lista


Antonio Segura Miranda, profesor e investigador del Departamento de Parasitología Agrícola de la Universidad Autónoma de Chapingo, señaló que de 20 compuestos restringidos en el país, 12 han sido prohibidos en diferentes regiones del mundo, como el DDT y el Lindano, inhabilitados por la EPA y la Unión Europea.

“Del listado de estos 20 plaguicidas (al menos) 12 están prohibidos (en otros países), como el Alaclor, Paraquat, el Metamsodio y Metamidofos, son herbicidas que se siguen usando en México”, indicó. El bromuro de metilo es de uso limitado en el país, considerado muy eficiente para la fumigación de suelos agrícolas y de estructuras de almacenaje de granos y harinas; sin embargo, es una de las sustancias más dañinas para la Capa de Ozono, por lo que en 1994 se incluyó en el protocolo de Montreal para su eliminación gradual. El compromiso de México es eliminarlo totalmente del mercado hacia 2015.

De acuerdo con el especialista, México tiene además el compromiso de sacar del mercado otro compuesto peligroso, el Endosulfán, un insecticida que no se encuentra en la lista de los pesticidas restringidos.


“Sin embargo, la industria de plaguicidas cuenta con amparos y en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales poco se ha podido hacer. Hemos hecho algo porque México cumpla con los convenios internacionales, pero este es un producto que nos está causando mucho ruido, porque tiene un amplio uso y es un insecticida de bastante poder”.

El Endosulfán es un producto catalogado como contaminante orgánico persistente (COP), no se degrada y se acumula en los tejidos grasos de los seres vivos. Los productores lo utilizan para contrarrestar las plagas de la broca del café.

“Este producto es un riesgo y nos están exigiendo que lo dejemos de usar (…) Se llega a tener un buen control de la plaga; sin embargo, siendo prohibido en el mercado internacional de productos vegetales, México debe tener mucho cuidado en cumplir sus acuerdos y desde luego yo le puedo decir que se sigue vendiendo en el país”.

El Malatión es otra sustancia prohibida en varios países. Es un insecticida organofosforado que interfiere con el funcionamiento normal de los nervios y del cerebro. La EPA por ejemplo suspendió su uso residencial, mientras que en México, el producto se usa para combatir insectos vectores y plagas de follaje y suelo. “Es de lo más delicado y se puede encontrar para el tratamiento de grano. Uno de sus nombres comerciales es Granerill, un polvo que se vende por kilo para el tratamiento de una tonelada de grano”.

De acuerdo con Segura Miranda, los principales importadores de la producción nacional como Estados Unidos y Japón le recriminan a México el excesivo uso de plaguicidas; por lo que llegan a rechazar parte de la producción mexicana.

“Hoy en día México tiene más de 130 detenciones de Estados Unidos, y ocho que han ocurrido en Japón por presencia de productos químicos ilegales. Es decir, que traen residuos tóxicos por encima de lo esperado”.

De tal forma, esos productos contaminados se comercializan en el mercado nacional, asegura el experto en plaguicidas con más de 30 años de experiencia. “En esta agricultura para exportación sí hay rigidez y al ser rechazado, lamentablemente, hay un mercado mexicano para colocarlo”, agregó.

Por dichas razones la Sagarpa busca, con la nueva norma oficial, facilitar el intercambio comercial a nivel internacional y proteger la salud de los consumidores.



Fuente: Milenio / Fanny Miranda
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario