Logran científicos “reiniciar” células madre humanas

17 Sep 2014


Científicos de la Universidad de la Universidad de Cambridge lograron, literalmente, “reiniciar” células madre pluripotentes humanas a un estado de desarrollo temprano, equivalente a células que se encuentran en el embrión antes de que se implanten en el útero (entre 7 y 9 días de edad).

Estas células madre en estado “prístino” pueden marcar el verdadero punto de partida para el desarrollo humano, pero hasta ahora habían sido imposibles de reproducir en el laboratorio.

Las células madre pluripotentes humanas tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de células y tejidos en el cuerpo, se pueden hacer ya sea en el laboratorio a partir de células extraídas de un embrión de etapa muy temprana o partir de células adultas que han sido inducidas a un estado pluripotente.

Los científicos han intentado por mucho tiempo generar células madre pluripotentes humanas que sean realmente prístinas. Sin embargo, los investigadores sólo habían sido capaces de obtener células que retrocedieron poco en el proceso de desarrollo, es decir, no lograban ser una especie de tabla rasa en la que se pueda trabajar desde cero. Esto puede explicar por qué las líneas de células madre pluripotentes humanas existentes a menudo presentan un sesgo hacia la producción de ciertos tipos de tejidos en el laboratorio.

Los investigadores lograron inducir un estado fundamental gracias a que reescribieron el circuito genético en las células embrionarias e indujeron células madre pluripotentes. Esto dio como resultado unas células madre “reiniciadas” que comparten muchas de las características de las auténticas células madre prístinas aisladas en ratones.

El profesor profesor Austin Smith, coautor del artículo explica que “la captura de células madre embrionarias es como parar el reloj del desarrollo en el momento preciso antes de que comiencen a convertirse en células y tejidos distintos”. En células de ratón, señaló Smith, se han logrado perfeccionar técnicas confiables para hacer esto, “pero las células humanas han demostrado ser más difíciles de detener y muestran diferencias sutiles entre las células individuales. Es como si el reloj del desarrollo no se detuviera al mismo tiempo y algunas células son unos minutos más viejas que las demás”.

El proceso de generación de células madre en el laboratorio es mucho más fácil de controlar en células de ratón, que pueden ser congeladas en un estado de pluripotencia prístina usando una proteína llamada LIF (localizada sobre todo en el epitelio glandular y luminal uterino en humanos). Las células humanas no son tan sensibles al LIF, por lo que deben ser controladas de una manera diferente que involucra “apagar” y “prender” genes clave. Por esta razón los científicos han sido capaces de generar células pluripotentes humanas que son tan jóvenes o tan consistentes como células madre embrionarias de ratón.

Los investigadores superaron este problema mediante la introducción de dos genes – NANOG (esencial para la reprogramación de células adultas) y KLF2 (un factor de transcripción codificado en humanos por el gen klf2) – causando que la red de genes que controlan la célula se reinicien e induzcan el estado pluripotente. Es importante destacar que los genes introducidos sólo tienen que estar presentes por un período corto. Entonces, al igual que otras células madre, las células de reposición pueden auto-renovarse indefinidamente para producir un gran número de estas, son estables y pueden diferenciarse de otros tipos de células, incluyendo las células nerviosas y cardíacas.

Mediante el estudio de las células “reiniciadas”, los científicos serán capaces de aprender más acerca de cómo progresa el desarrollo normal del embrión y también aquello que pueda salir mal y dé lugar a aborto espontáneo y trastornos del desarrollo. El estado prístino de las células madre “reiniciadas” también puede hacer que sea más fácil y confiable cultivar y manipular estas células en el laboratorio y puede permitir que sirvan como una especie de lienzo en blanco para la creación de células y tejidos especializados para su uso en medicina regenerativa.

Vía: Medical Research Council UK
Fuente: Salud.CarlosSlim
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario