Buscan alargar vida de baterías para celulares con telaraña

04 Nov 2014.



Una científica colombiana encontró una aplicación inusual para la telaraña, pues aprovechando que es más flexible que el nailon y más fuerte que el acero, creo una membrana conductora que mejora el funcionamiento de las pilas parateléfonos móviles.


"Al principio sentía ese temor natural como la mayoría de las personas, pero, poco a poco, empecé a entender el comportamiento de los arácnidos, aprendí a relacionarme con ellos y hoy día nos volvimos muy buenos amigos". Así describe la investigadora Gladis Miriam Aparicio Rojas a la Nephila clavipes, una araña nativa del continente americano que estudia desde hace años como parte de su doctorado.

Su investigación la llevó a desarrollar una membrana conductora con el hilo de esta araña que le valió el "Premio nacional al inventor colombiano 2014" (avalado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) y que podría revolucionar el mundo de las baterías para los teléfonos celulares.
Nephila clavipes

"Elaboré una membrana conductora que entre sus componentes tiene hilo de araña, un polímero y un cerámico. El hilo, de una tonalidad dorada, tiene muy buenas propiedades mecánicas: es mucho más flexible que el nailon y más resistente que el acero", continúa la investigadora.

Mayor duración de las baterías


"Las baterías, que nosotros llamamos celdas combustibles, tienen dos componentes principales: los electrodos que producen la carga eléctrica y una membrana que es la encargada de la conducción de energía”, explica la científica.

Al incorporar hilo de araña en la membrana, se mejoran enormemente sus propiedades conductoras, lo cual, en el caso de una batería, extiende su vida útil y el tiempo de funcionamiento antes de la próxima recarga. "Los valores de durabilidad de la membrana son muy amplios. Para saber exactamente cuánto dura dentro de una batería haría falta más desarrollo", dice Aparicio Rojas.

"Pero en cuanto a la carga, en porcentajes, puede extender su duración en un 30 o 40 por ciento", añade. Otra ventaja es que es un material natural. En términos ambientales, reduce el uso de elementos contaminantes utilizados comúnmente en las pilas.

La seda -o el hilo- de araña ha despertado desde hace varios años el interés de los científicos. En el pasado, ha sido utilizado por la industria textil en la elaboración de atuendos (hace un par de años crearon en Madagascar un vestido con hilos de más de un millón de arañas) y en la fabricación de chalecos antibalas.

El interés científico ha estado enfocado principalmente en cómo reproducir sus propiedades en un material sintético. Sin embargo, ésta es la primera vez que se emplea el hilo para crear un material conductor. "Yo quise dar un paso más e investigar sus aplicaciones", comenta Aparicio Rojas.

"Podría usarse por ejemplo como material en las carcasas de los celulares o para reemplazar otros materiales que son muy quebradizos, por su capacidad de resistir los golpes y el calor". Por otra parte, agrega, "el hilo de esta araña tiene un pH compatible con el del ser humano y por eso podría utilizarse como un elemento para la regeneración ósea, en implantes maxilofacial o, como tiene muy buenas propiedades de coagulación, podría aplicarse para hacer suturas".

Recolección


En cuanto a la metodología para obtener el hilo, la investigadora prefiere no dar demasiados detalles. Como no las puede criar, ni llevarlas al laboratorio, ni ordeñarlas, tiene que visitar regularmente un vivero para recoger el fruto de la araña. "Yo llego al vivero de la Universidad Autónoma de Occidente, veo que estén de buen ánimo, que estén comiendo y retiro la red que hayan tejido de forma natural", dice.

No es fácil manipularlo, explica, por el pegamento que se desprende del hilo. Y con el hilo recolectado, Aparicio Rojas regresa al laboratorio a trabajar.


Fuente: BBC / Laura Plitt
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario