Logran reprogramar células madre humanas a su estado más primitivo

15 Sep 2014


Un equipo de investigadores británicos y japoneses han logrado ‘resetear’ células humanas adultas y convertirlas en células madre embrionarias pluripotentes. En concreto, las han vuelto a su estado de apenas 7 o 10 días de vida, mucho antes que se implantaran en el útero. El trabajo, calificado por algunos expertos como «un gran paso» permitirá, no sólo estudiar los procesos implicados en el desarrollo embrionario, pero también avanzar en posibles tratamientos de la medicina regenerativa, una esperanza para enfermedades como el párkinson o el alzhéimer.

«Las células pueden representar el verdadero punto de partida para investigar en el desarrollo de los tejidos en el embrión humano», dijo Austin Smith, del Instituto Cell Stem de Cambridge (Reino Unido), quien co-dirigió la investigación publicada en la revista «Cell».

Las células madre pluripotentes humanas, que tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de células y tejidos del cuerpo, se pueden fabricar en un laboratorio, ya sea a partir de células embrionarias o de células adultas que han sido reprogramadas. Pero, explican los investigadores, hasta ahora ha resultado difícil desarrollar células madre pluripotentes humanas madre en fases muy tempranas, justo antes de que hayan empezado a modificarse, en un estado prístino. Hasta ahora se han reprogramado a estados embrionarios, pero no como si fuera una «página en blanco».
Dos genes clave

El proceso de fabricar de células madre en el laboratorio es mucho más fácil de controlar si se hace con en células de ratón, que pueden ser congeladas y programadas a un estado muy temprano de pluripotencia usando una proteína llamada LIF. Sin embargo, las células humanas no son tan sensibles a LIF, por lo que deben ser controladas de una manera diferente que involucra genes clave de 'on' y 'off'. « Esta es la razónprincipal por la que los científicos no han sido capaces de generar células pluripotentes humanas a un estado tan primitivo y prístino como sus equivalentes de ratón».

Para evitar este problema, los científicos introdujeron dos genes -NANOG y KLF2- que generar una red de genes que controlan la célula para que ésta se reinicie y se alcance un estado de pluripotencia.

«Ahora necesitamos llevar a cabo más estudios: todavía no sabemos cuál será el mejor punto de partida para el uso de células madre en terapias regenerativas, pero creemos que empezar desde cero podría resultar beneficioso», asegura Yasuhiro Takashima, de la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón.


Fuente: Abc.es
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario