Entrar más tarde a trabajar y a dormir más

22 Dic


Un grupo de científicos  han realizado un estudio en el que indican que para garantizar que los adultos consigamos dormir más habría que centrar esfuerzos en "retrasar el momento de empezar a trabajar por la mañana", o al menos, hacer que esa hora de entrada fuera más flexible.

El estudio, publicado recientemente en el diario Sleep, revela que las 10 de la mañana sería un buen momento para comenzar la jornada de trabajo. Esa sugerencia no es gratuita, se basa en el estudio de los hábitos de sueño de cerca de 125 mil norteamericanos durante los años 2003 a 2011.

En la encuesta llamada American Time Use Surveys el principal responsable del estudio, el doctor Mathias Basner y sus colegas encontraron una lógica correlación entre esas horas tempranas de comienzo de la jornada laboral o de estudios y la reducción de las horas de sueño de esos adultos. Cada hora que se retrasa el comienzo de la jornada hace que ganemos (curiosamente) 20 minutos de sueño.

En los resultados de las encuestas se indicaba que las personas que habían contestado a ellas dormían una media de solo seis horas cuando comenzaban a trabajar a las seis de la madrugada, y siete horas y media cuando comenzaban a trabajar entre las 9 y las 10 de la mañana.

La American Academy of Sleem Medicine recomienda que los adultos duerman entre 7 y 9 horas al día, mientras que un informe reciente del Centers for Disease Control muestra que la tercera parte de los trabajadores duermen tan solo seis horas. El estudio deja claras las conclusiones que todos teníamos en mente, pero esa corroboración científica quizás le aporte más valor... y haga que convenzamos a nuestros jefes.


Fuente: NY MAG
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario