La genómica revela viaje de mariposas



7 Nov 2014

Cada año millones de mariposas monarca (Danaus plexippus) tiñen de naranja el cielo de Estados Unidos. Antes de que llegue el invierno cruzan más de cinco mil kilómetros para llegar hasta México y huir así del frío.

En la primavera siguiente, estos individuos invernantes volverán a volar hacia el norlte, depositando huevos sobre las plantas que sirven de alimento a sus orugas para morir poco después. Serán los descendientes de sucesivas generaciones de mariposas los que alcanzarán el límite norte de su distribución a finales del verano y los que iniciarán de nuevo el camino de retorno hacia el sur al aproximarse los primeros fríos otoñales.

Ahora, un equipo de diez científicos de Estados Unidos, China, Finlandia, Australia y España, ha conseguido explicar esas diferencias de comportamiento recurriendo a su base genética. En un amplio estudio publicado en la revista Nature, los investigadores presentan el resultado de secuenciar el genoma de un centenar de mariposas, con lo que han logrado probar el origen evolutivo de la especie y de su dispersión por el planeta.

La conclusión principal es que la mariposa monarca era, en contra de lo que se creía, ancestralmente migratoria y que logró su dispersión desde Norteamérica. Entre las principales diferencias halladas, el estudio prueba que las poblaciones de Norteamérica presentan variaciones genéticas relacionadas con una mayor eficacia en la función muscular del vuelo que las de poblaciones no migratorias.


Fuente: Ladobe
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario