Novedoso chip del CINVESTAV diagnostican enfermedades en minutos

29 Nov 2014

El diagnóstico de gran parte de las enfermedades conocidas hasta ahora se realiza gracias a la identificación de un cuadro sintomático que llega a corroborarse con análisis de gabinete o laboratorio. Sin embargo, científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) Unidad Monterrey pretenden anticiparse a la presencia de los síntomas y detectar desde los inicios alguna alteración en el organismo.


El grupo de investigadores del Cinvestav Unidad Monterrey, encabezados por el doctor José Luis García Cordero, desarrollan una tecnología en forma de chips para la detección de enfermedades, la cual podrá emplearse durante una consulta médica para identificar en cuestión de minutos la presencia de algún padecimiento.

Si bien realizan los primeros ensayos con algunos tipos de cáncer (próstata y mama), los especialistas del LaboratorioInvestigación Científica y Tecnológica de Biomicrofluídrica Aplicada, en el Cinvestav Unidad Monterrey, pretenden también determinar enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes.

García Cordero explica que la tecnología desarrollada en la unidad del Cinvestav ubicada en el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica de Nuevo León (PIIT) funciona al descubrir la presencia de aquellas proteínas relacionadas con la enfermedad (biomarcadores) en pequeñas muestras de suero obtenidas de la sangre del paciente.

“Esta plataforma opera con una técnica llamada microfluídrica, que usa los mismos métodos de fabricación para semiconductores, pero en vez de transistores de silicio, lo que hacemos son canales micrométricos de plástico por donde pasamos muestras de suero extraídas de la sangre de un paciente, y al hacerlo tan pequeño los costos tampoco son altos”, refiere el investigador del Cinvestav, quien tiene formación de ingeniero en electrónica.

Los chips son similares a los transistores de silicio usados en los aparatos eléctricos y computadoras, a los cuales, a través de técnicas de fotolitografía, se hacen canales en relieve con fotorresina. Dentro de los canales se colocan pequeñas válvulas o bombas para tener un mayor control para las muestras de suero.

Una vez estructurado el chip, se depositan anticuerpos en las ranuras, los cuales reaccionan en caso de que se presenten los biomarcadores de una enfermedad. “Los anticuerpos están pegados a la superficie del chip, y al pasar una muestra del suero de un paciente enfermo, el biomarcador (proteína) se pega al anticuerpo, lavamos y metemos otro anticuerpo de detección que se activa con un fluorocromo a fin de identificar con un microscopio de fluorescencia la presencia de la proteína que indica la presencia de la enfermedad.

El desarrollo busca ayudar a la detección temprana de ciertos padecimientos a fin de tener mejores expectativas con el tratamiento y reducir los costos por la atención médica de pacientes.

“En el organismo hay indicios desde años antes de que se presenten los síntomas, existen algunas proteínas en la sangre que se expresan de forma alta, y eso pasa años antes de los síntomas. Lo que esperamos es que estos dispositivos que estamos desarrollando sean empleados cada año por el médico, quien podría darse cuenta si se está desarrollando el padecimiento”, apuntó García Cordero.

El investigador señala que una vez concluidos los estudios correspondientes podrán comercializar este desarrollo, y para ello han platicado con especialistas del Centro en Ingeniería y Desarrollo Industrial, CIDESI, también ubicado en el PIIT, para fabricación a mayor escala.




Fuente: Investigación y Desarrollo
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario