Japón diseña una ciudad submarina

06 Ene 2015


La empresa Shimizu Corp presentó un plan para construir ciudad llamada "Ocean Spiral" (Espiral del Océano), de aprovechamiento y desarrollo de recursos naturales en forma sostenible. El proyecto planea la construcción de viviendas, oficinas y complejos comerciales cerca de la superficie del mar que se conectarán a través de una espiral a un centro de investigación enorme en el fondo del océano ubicado de tres mil a cuatro mil metros de profundidad.


La firma nipona se puso como objetivo desarrollar la tecnología necesaria para el 2030. Su proyecto de ciudad necesitará unos cinco años de construcción y supondrá un costo de más de 23 billones de dólares.

El centro de investigación denominado "Earth Factory" está diseñado para extraer cobre, zinc y otros recursos naturales ampliamente utilizados para hacer productos como electrónica de consumo y automóviles. También contempla la fabricación de piscifactorías para alimentar a los habitantes de la "ciudad espiral".

Ocean Spiral producirá agua potable mediante la desalación de agua de mar y generará electricidad a partir de la diferencia de temperaturas entre el agua caliente en la superficie del mar y el agua fría de profundidad.

Estas ciudades en desarrollo conceptual pueden albergar a cinco mil personas y se encuentran en el interior de esferas flotantes de 500 metros de diámetro. Aunque parezca poco espacio, sólo el plano que pasa por su centro ocupa casi 200 mil metros cuadrados. Es decir, hay superficie de sobra para construir infraestructuras, y Shimizu visualizó 75 pisos en los que caben hoteles de 400 habitaciones, 50 mil metros cuadrados destinados a oficinas y mil 150 viviendas.

El acceso a su estructura principal, bautizada como "Blue Garden", es por barco. Una "Ocean Spiral" está en la superficie del mar la mayor parte del tiempo, pero los japoneses saben que la naturaleza puede ser cruel: los terremotos y los tsunamis son una constante en el país del sol naciente, por eso la ciudad es capaz de sumergirse en caso de que en el horizonte aparezca una gran ola, como la que el pintor Hokusai imaginó a punto de engullir a pescadores en Kanagawa. Según declaró la empresa, Ocean Spiral está libre de la amenaza de los tsunamis, ya que se construirá en alta mar.

Una espiral de 15 kilómetros que puede alcanzar los cuatro de profundidad permite la inmersión del complejo y sirve como ancla para que no vaya a la deriva. Esta carretera al fondo marino está construida, como toda la estructura, con resinas, que toman forma a través de impresoras en 3D de escala industrial.


Ciudades autosuficientes


Las ciudades albergan en sus "cimientos" instalaciones para estudiar el fondo del océano y extraer minerales como cinc o cobre. Además, son autosuficientes: producen agua potable mediante ósmosis inversa, tienen piscifactorías y obtienen energía gracias a la diferencia de temperatura y presión en el océano y a los metanógenos, unos microorganismos que durante su metabolismo convierten dióxido de carbono en metano, el gas que utilizan sus generadores eléctricos.

Este concepto promete ser un remedio a la falta de espacio que experimenta Japón y en su desarrollo contribuyeron la Universidad de Tokio y la Agencia Japonesa para la Ciencia y la Tecnología Marítimo-terrestre.

Shimizu invirtió dos años en el proyecto y sostiene que es factible. En la actualidad, espera lograr financiación privada y gubernamental para materializar su idea.


Fuente: Los Tiempos
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario