Oro Negro, el nuevo socio clave de Pemex

10 Feb 2015


Una embarcación proveniente de Singapur y con destino a aguas mexicanas hace su larga travesía con una plataforma petrolera a bordo. El cargamento está valuado en 234 millones de dólares (mdd) y fue ordenado por Oro Negro, una empresa mexicana que renta estos equipos a Pemex.

Desde su creación hace tres años, Oro Negro ha estado muy activa en aprovechar los esfuerzos de México por hacer resurgir su industria petrolera y catapultarse como un proveedor especializado en servicios de perforación.

La plataforma que navega con rumbo al Golfo de México será la quinta que renta a Pemex, la cual necesita aumentar su producción de crudo y para ello amplía y moderniza su flota de plataformas.

Si el temporal lo permite, el barco tardará en llegar a aguas nacionales de 50 a 55 días —se le espera a inicios de marzo— para luego recibir las supervisiones de Pemex. 


Gonzalo Gil, director general de Oro Negro, debe moverse a la velocidad que exigen las altas pretensiones de la compañía. Después de volar en la primera semana de enero a Singapur para recibir la plataforma, regresó a México para la firma del contrato con Pemex. 


Gil es un financiero —es hijo del ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz—, que hace 13 años manejaba con sus socios un fondo que daba préstamos a medianas empresas sin acceso a crédito bancario. Más tarde Axis, el nombre del fondo, se enfocó a dar préstamos a firmas proveedoras de Pemex y después se convirtió en una de ellas, al crear Oro Negro en febrero de 2012.

El socio más destacado en el entramado de firmas financieras que está detrás de Oro Negro es Antonio Cañedo White, ex accionista de Televisa. En el directorio también está Luis Ramírez Corzo, quien ha dado el salto del medio privado al público, y viceversa: después de trabajar en compañías como Caterpillar y Solar Turbines, ingresó a Pemex y ocupó la dirección general de 2004 a 2006, y hoy está de vuelta en los negocios.

Este año podría ser el despegue de Oro Negro. El valor de sus contratos o backlogcon Pemex, incluida la plataforma que está en camino y que comenzará a operar en marzo, es de 895.8 mdd. Pero una vez que también estén contratadas sus tres plataformas que hoy están en construcción y que llegarán en el curso de los primeros nueve meses de este año, el backlog se elevará a más de 1,504 mdd.

La compañía también se propone encontrar un socio tecnológico para, juntos, dar servicio a otras petroleras y llevar a Oro Negro a la Bolsa Mexicana de Valores.

Los vientos corren a favor de Oro Negro. La reforma energética aprobada el año pasado permite, por primera vez, que empresas privadas extraigan petróleo en México y ayuden a Pemex a sacar adelante sus planes. Así que Oro Negro estrecha lazos con la petrolera.

Aún cuando Pemex produce casi un tercio menos de crudo que hace una década y que los precios internacionales del petróleo están derrumbados, Gil dice que el nuevo escenario refuerza, antes que debilitar, el modelo de negocio de Oro Negro.

A precios de 40 a 50 dólares del barril de la mezcla mexicana, se vuelve inviable extraer crudo de yacimientos de altos costos operativos, como lutitas y aguas profundas; por tanto, una opción son las aguas someras del Golfo de México.

Las plataformas de Oro Negro son precisamente para estas áreas, donde Pemex comenzará a intensificar su actividad para compensar con más producción la caída en sus ingresos debido a los bajos precios. “La selección de los activos (de Oro Negro) va en función de las necesidades de Pemex”, dice Gil.


Fuentes: Forbes 
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario