Crecientes contrastes poblacionales

Gabriela Rodríguez


La dinámica poblacional es una expresión de los crecientes contrastes a lo largo y ancho de nuestra aldea global. A principios de 2014 se calculaba la población mundial en 7 mil 200 millones de personas y un crecimiento de 82 millones de personas cada año, el cual se produce en los países pobres: 54 por ciento corresponde a Asia y 33 por ciento a África. De mantenerse esa trayectoria la población mundial alcanzará 8 mil 100 millones en 2025 y 9 mil 600 millones en 2050. Para entonces se espera que la población mundial aumente 49 millones al año, de los cuales 80 por ciento tendrá lugar en África y 12 en Asia. La tasa de crecimiento de África es muy alta y la de Europa muy baja, y con el tiempo esos contrastes serán más acusados. Debido en parte a la migración internacional, después de 2050 las tasas de crecimiento de América del Norte y las de Oceanía rebasarán las de Asia y las de América Latina y el Caribe, mientras que la población de Europa se reducirá a partir de 2020. Durante el periodo comprendido entre 2014 y 2050 en nueve países ocurrirá más de la mitad del aumento de la población proyectado en el mundo: Estados Unidos de América, Etiopía, India, Indonesia, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo, República Unida de Tanzania y Uganda. India superará a China y se convertirá en el país más poblado del mundo en 2028. En el extremo opuesto están otros países de Europa y América Latina que experimentarán un descenso de población hacia 2050, además de Alemania, China, la Federación de Rusia, Japón, Polonia, Rumania, Serbia, Tailandia y Ucrania. Actualmente la fertilidad mundial se sitúa en torno a 2.5 hijos por mujer, pero hay países con niveles de fertilidad inferiores a 1.5 hijos por mujer, como Austria y Alemania, territorios donde la población se compensa porque reciben muchos migrantes en edad de trabajar provenientes de la Europa oriental y meridional.

La edad al primer matrimonio o de la primera unión es un factor clave para determinar cuándo empiezan las mujeres a tener hijos. El aumento más acusado de la edad a la que se contrae matrimonio ha tenido lugar en Europa, en algunos países como Noruega o el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, donde la edad en que las mujeres contraen matrimonio se ha retrasado más de 2.5 años por decenio. En América del Norte, Europa Australia y Nueva Zelanda la cohabitación ha sustituido al matrimonio entre jóvenes, pero en África septentrional y en Asia oriental el aplazamiento del matrimonio no ha llevado aparejado un aumento de la cohabitación.

La migración internacional ha crecido en volumen, alcance, complejidad e importancia demográfica en los últimos 20 años; la migración internacional neta se ha convertido en una de las principales fuentes de crecimiento de la población. América del Norte registró el mayor número de migrantes internacionales, seguida por Europa y Asia. El mayor corredor migratorio del mundo se extiende entre Estados Unidos y México; unos 13 millones de migrantes mexicanos residen allá, además han recibido más de dos millones de extranjeros provenientes de China, India y Filipinas. El número de jóvenes ha crecido rápidamente en las últimas décadas: en la actualidad mil 200 millones tienen entre 15 y 24 años de edad, aunque se espera que la fertilidad continuará descendiendo y este grupo de edad alcanzará la cifra de mil 900 millones en 2030, quienes demandarán empleo en los próximos años. Al mismo tiempo los índices de violencia están llegando a niveles alarmantes en algunas regiones del mundo, incluyendo varios territorios de México, y hoy sabemos que la violencia de género crece paralelamente al crecimiento de la violencia general.

Con una agenda centrada en los desafíos del progreso sostenible de la humanidad se reunieron en la ONU en Nueva York, del 13 al 17 de abril, diplomáticos, funcionarios, académicos y líderes de organizaciones de la sociedad civil en la 48 sesión de la Comisión sobre Población y Desarrollo. La sesión transcurre en el contexto de las negociaciones intergubernamentales para fijar en septiembre próximo la Agenda Post 2015 de desarrollo, la cual dará continuidad a los Objetivos del Milenio fijados hace 15 años para reducir la pobreza, las inequidades y la exclusión en el planeta. De sobra está decir que dichos objetivos quedaron muy lejos de alcanzarse, así que esta vez el reto es que sí se cumplan las nuevas metas que plantee la Agenda Post 2015. Los ahora llamados Objetivos para el Desarrollo Sostenible tendrían que tomar en cuenta que las migraciones son una estrategia de sustento y que los recursos de los hogares también dependen del medio ambiente. Tenemos que pensar en regímenes climáticos cambiantes, porque lo que está cambiando es el suelo mismo, lo que obliga a los estados a garantizar patrones de consumo y producción sostenibles.

La región de América Latina y el Caribe sostiene actualmente la agenda más progresista del mundo; el Consenso de Montevideo de 2013 marcó la pautas con una agenda integral que además precisa la necesidad de atender ciertos grupos de población: jóvenes y adolescentes, indígenas, afrodescendientes y personas de la tercera edad. En una mesa organizada por México en la sesión de la ONU, y contando con una delegación plural donde estaban representados el movimiento feminista, la academia y activistas con las más oscuras posiciones ultraderechistas, la secretaria general del Consejo Nacional de Población, Patricia Chemor, señaló que el Consenso de Montevideo es la hoja de ruta para la actual política de población.





Fuente: La Jornada
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario