Los recuerdos en el cerebro

Feb 2015.

Los viajes en el tiempo que hacemos con nuestro cerebro son denominados cronestesia. En 2010, un estudio reveló las regiones cerebrales implicadas en estos ‘desplazamientos’. 

Ahora, una nueva investigación constata que la actividad en el lóbulo temporal medial puede indicar el grado de detalle de las imágenes del pasado que recreamos mentalmente. El avance es importante porque podría ayudar a desarrollar tratamientos para pacientes cuyos recuerdos se han perdido.

Lo hicieron registrando con tecnología punta (fMRI) la actividad metabólica del cerebro de una serie de sujetos mientras estos imaginaban un mismo evento (un paseo familiar) en distintos tiempos.

Así constataron que la corteza frontal izquierda, la corteza parietal izquierda, el cerebelo y el tálamo se activaban de manera distinta cuando los sujetos pensaban en el pasado y el futuro, en comparación con el presente. Asimismo, la actividad del cerebro fue similar cuando pensaron sobre un pasado imaginado, un pasado real o un futuro imaginado.

Actualmente, neurocientíficos de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, profundizaron un poco más en esta cuestión. En concreto, han analizado los cambios que se producen en el cerebro cuando rememoramos un evento del pasado, informa dicha universidad en un comunicado.

El LTM y los recuerdos

En este caso, se descubrieron cambios en un área cerebral llamada lóbulo temporal medial (LTM), que es básica para la memoria declarativa (el recuerdo consciente de hechos y eventos). También constataron que ciertos patrones de actividad en el LTM pueden predecir cómo se está recordando una información recientemente aprendida (con más o menos detalle).

Los patrones encontrados fueron los siguientes. Por un lado, la activación de la región anterior del lóbulo temporal medial implicó una recuperación de la memoria, aunque no sirvió para definir el grado de detalle con que esa memoria se estaba recuperando.

En cambio, la activación en la región posterior del LTM, indicó que la persona estaba experimentando una memoria del tipo "viaje en el tiempo", es decir, con un nivel de detalle considerable.

La investigación fue realizada con 20 participantes (siete varones y 13 mujeres) de entre 18 y 35 años de edad. Todos ellos fueron sometidos a un escáner cerebral de resonancia magnética funcional (de nuevo, fMRI) y a todos se les dio una lista de 24 nombres de objetos comunes, como caballo, barco o ventana. También se les pidió que decidieran si cada uno de estos objetos era grande o pequeño, animado o inanimado (el objetivo de la pregunta era que se concentraran en las palabras).

Tras una breve pausa, los científicos pidieron a los participantes que recordaran las palabras que acababan de estudiar en el orden en que les fueron presentadas (memoria con detalle). En función de la actividad detectada en el LTM, pudieron predecir si los participantes iban a recordar dicho orden (nombrar la palabra más cercana en la lista que se les presentó) o no (nombrar cualquier otra palabra de la lista).

Los autores del estudio explican que es muy importante entender el papel de las diversas regiones cerebrales en la búsqueda de los recuerdos, porque ese conocimiento ayudará a desarrollar tratamientos para preservar la memoria de pacientes que sufren enfermedades devastadoras para la memoria, como el Alzheimer.

Referencias bibliográficas:

Lars Nyberga, Alice S. N. Kimc, Reza Habibd, Brian Levinec, Endel Tulving. Consciousness of subjective time in the brain. PNAS (2010). DOI: 10.1073/pnas.1016823108.

Fuente: Tendencias 21 / Marta Lorenzo
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario