El ambiente familiar, uno de los detonadores de la conducta psicópata

La violencia vivida a edad temprana y unos padres que no ejercen una función adecuada para el desarrollo del infante, pueden convertirse en detonantes de una conducta psicópata, indicó la académica Blanca Elena Mancilla Gómez, de la Facultad de Psicología de la UNAM, al referirse a los factores ambientales que desencadenan trastornos como la conducta psicópata en los individuos.


Mancilla Gómez, con conocimiento en áreas como la psicoterapia y la psicopatología, señaló que la psicopatía es un trastorno que genera adultos incapaces de regir su conducta por las reglas establecidas por la sociedad.

El individuo psicópata es amoral, no siente remordimiento ni culpa, es cruel con personas y animales; en sus antecedentes está el huir de casa a edad temprana o de haber estado involucrado en actividades delictivas. Expresa incapacidad de establecer lazos interpersonales afectivos, abusos hacía sus padres y sus pares, manipulación para obtener lo que quiere; es narcisista, caprichoso y egoísta, incapaz de posponer la satisfacción de una necesidad.

Estos son algunos indicadores que los psicólogos toman en cuenta para sugerir que un pequeño podría desencadenar un trastorno psicopático. A pesar de que dichos factores se presentan en la niñez, es imposible diagnosticar a un pequeño como psicópata, pues uno de los criterios requeridos para determinar este problema es que tenga la mayoría de edad, recalcó la psicóloga.

“Uno de los aspectos más relevantes que podría desencadenar este trastorno psicológico es la incapacidad paterna y materna de poner reglas claras, mantenerlas y vigilar su cumplimiento. Regularmente, son padres permisivos, inconstantes, inmaduros, incongruentes y abandonadores, pues están ahí en presencia, pero no logran cumplir con una crianza positiva.”

Asimismo, los adultos diagnosticados con el trastorno de la psicopatía  tienen probabilidad de educar a hijos que desarrollen el mismo problema, ya que el único entorno que les pueden ofrecer es el ambiente psicopático.

Exposición a la violencia

De igual importancia es la influencia que los medios de comunicación y los videojuegos aportan al individuo; por ejemplo la televisión expone diversas imágenes violentas que suelen llegar al infante de forma rápida y accesible, mientras que los videojuegos generan un personaje que utiliza la agresión como único recurso.

De esta manera, la exposición a la violencia en la niñez puede generar un individuo agresivo. Sin embargo, el diagnóstico de la psicopatía debe considerar otros factores, pues es un trastorno multifactorial, señaló la académica universitaria.

Ambiente y desarrollo

Blanca Elena Mancilla puntualizó que los padres pueden prevenir este trastorno al establecer reglas razonadas, señalar límites y ser constantes en estos, vigilar su cumplimiento, ser congruentes con lo que se dice y se hace, mantener una comunicación clara, directa y sin intermediarios, entre otras formas de relacionarse con los hijos.

La escuela también aporta una función de gran importancia, pues es ahí en donde el infante seguirá la formación. No obstante, la principal influencia es el ambiente familiar en donde el niño crece, por esta razón es que el papel de formadores sociales recae completamente en los padres, pues en la escuela sólo se ratificarán las reglas ya establecidas. 


Fuente: Miriam Maltos, DGDC-UNAM
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario