El turismo y su impacto en la sociedad

2015


El turismo es una actividad económica importante que actualmente está moviendo un poco más de mil millones de turistas en todo el mundo. Esto representa 9% del PIB a nivel global y que uno de cada 11 empleos esté relacionado con esta actividad, señaló la doctora Ilia Alvarado Sizzo, del Instituto de Geografía de la UNAM.

Este año, la Organización Mundial del Turismo (OMT) estableció como lema del Día Mundial del Turismo Mil millones de turistas, mil millones de oportunidades para festejar la importancia de esta actividad que no sólo involucra el desplazamiento de personas de su espacio de residencia a otro con alguna finalidad recreativa, sino que alrededor de esta movilidad hay actividades que se ven beneficiadas como el hospedaje, la industria de alimentos y de transporte.

A nivel internacional China, Estados Unidos, Inglaterra y Alemania son los países cuyos residentes viajan más y gastan más en desplazamientos internacionales. De acuerdo con los datos de la OMT, el turismo es una actividad en crecimiento, ya que tan sólo en lo que va de 2015 han aumentado 4% en todo el mundo el número de llegadas internacionales en relación con 2014.

“El turismo es un actividad que refleja la dinámica social contemporánea. Cada vez se consumen más espacios y se buscan destinos y actividades más diversas. Eso refleja el tipo de sociedad que somos, con cada vez más movilidad y más abierta al consumo de cualquier tipo”, declaró la investigadora del Departamento de Geografía Económica.

Turista responsable

De acuerdo con la OMT, México regresó en 2015 al décimo lugar del ranking internacional de turismo, ya que en 2014 recibió más de 29 millones de turistas, casi 5 millones más que en 2013. Los destinos más visitados en México son el Distrito Federal, Acapulco, Cancún, la Riviera Maya y Guadalajara.

Esta movilidad anual de turistas representa 8.4% del PIB nacional y es la tercera actividad económica más importante del país. Esto significa que se está fomentando la estructura turística para poder recibir más visitantes, que hay más acceso a través de vuelos internacionales, que la percepción del turista extranjero sobre el país no se ha visto dañada y que ha habido una gran promoción de éste a nivel internacional, puntualizó la investigadora.

El aumento de turistas que arriban a nuestro país trae consigo un crecimiento económico, pero también otras consecuencias como el desgaste ecológico cuando se construyen hoteles y centros de playa en lugares de reserva natural, lo cual impacta sobre el medio ambiente, dijo la universitaria.

Además hay un impacto sobre la cultura local, pues en la medida en que existen destinos de gran riqueza cultural que se convierten en atractivos turísticos, la cultura local es susceptible de ser banalizada y trivializada para ofrecerla de una forma más atractiva al turista.

Al respecto del Día Internacional del Turismo, la OMT realiza una invitación a ser un turista responsable por lo que emitió cinco recomendaciones para los turistas de manera general: respetar la cultura local, comprar en comercios locales, ahorrar energía, usar transporte público y proteger el patrimonio tanto natural como cultural.

“En la medida que eso sea posible, se puede generar un turismo más responsable y más sustentable hacia el país receptor”, señaló la investigadora.

Diversas visiones

Otras implicaciones de la amplia movilidad de turistas suelen ser la seguridad para éstos, problemas de salud y otros como la trata de personas.

Alvarado Sizzo explicó que en materia de seguridad para el turista se debe tener en cuenta que el turismo no se separa del contexto local, por lo tanto, en la medida en que un país sea seguro para sus residentes también lo será para los visitantes.

Asimismo, es un hecho que la movilidad constante de personas alrededor del mundo facilita la dispersión de enfermedades y esta situación es un riesgo latente considerando la gran cantidad de viajeros que se desplazan diariamente de un país a otro. En el caso de enfermedades altamente contagiosas se requieren estrictas medidas de control sanitario para evitar la dispersión a otros puntos geográficos, como ocurrió con el reciente brote de Ébola que bajo condiciones laxas de vigilancia podría haberse convertido en una pandemia.

En cuanto a la explotación sexual de niños y mujeres, ésta es considerada uno de los lados más oscuros del turismo, pero es una trágica realidad generada por la existencia de un mercado consumidor y favorecida por las condiciones de corrupción e impunidad que prevalecen en los países donde se  lleva a cabo.

La investigadora dijo que ese tipo de escenarios deben evitarse, aunque por ser clandestinos suele ser complicado tener un control sobre la situación. Por ello, cada país debe estar muy pendiente de proteger a sus ciudadanos y, principalmente, a sus niños de la explotación sexual.

Asimismo, es fundamental lograr un turismo más equitativo en cuanto a la distribución de las ganancias económicas, para lo cual el mensaje del Día Mundial del Turismo 2015 es también la promoción del turismo comunitario, es decir, que esta actividad sea gestionada por la comunidad y no por las grandes empresas, para que sea la población local quien se vea directamente beneficiada y se genere un incremento tangible en la calidad de vida de los habitantes.



Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario