Más potente la voz, más pequeños los testículos

Oct 2014



Quienes tienen una voz más profunda y poderosa tienen en consecuencia testículos más pequeños.

Esto al menos es lo que ocurre en el caso de los monos aulladores, según descubrió un equipo internacional de investigadores que observó que el poderoso llamado de este animal podría estar escondiendo desventajas reproductivas.

Según estos científicos, que publicaron su estudio en la revista Current Biology,los monos aulladores desarrollan voces potentes o grandes testículos, pero no las dos cosas.

Los investigadores hicieron este descubrimiento cuando trataban de entender "la evolución de los increíbles sonidos que hacen estos animales".

El hallazgo indica que esta clase de compensaciones es mucho más común de lo que se pensaba.

Diferencias

Los monos aulladores -Alouatta- reciben precisamente ese nombre por los poderosos sonidos que emiten para intimidar a sus rivales e impresionar a sus posibles parejas.

Su instrumento musical es un hueso en la garganta llamado hueso hioides que actúa como resonador.

Mientras que sus cuerdas vocales son como las cuerdas de un instrumento, el hueso hioides es la caja de resonancia y su tamaño se relaciona directamente con la profundidad del gruñido.

"Para las hembras un gruñido profundo resulta más atractivo", explica Jake Dunn, líder del proyecto de estudio de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

Al investigar diferentes especies de monos aulladores, los investigadores notaron que había una "gran variedad" en el tamaño de este hueso.

"El hueso hioides más grande tenía un tamaño 14 veces superior al más pequeño", explica Dunn.

"Lo que nos interesó fue entender cómo y por qué existía una variedad tan grande".


El cráneo, la mandíbula y el hueso hioides de un mono aullador rojo muestran el tamaño enorme de este hueso en relación al tamaño del cuerpo.

Asociación

Junto a sus colegas de la Universidad de Utah, en Estados Unidos, el equipo hizo una serie de escaneos láser para calcular los volúmenes de más de 200 huesos hioides de museos europeos y estadounidenses.

Para confirmar esta información tomaron imágenes de resonancia magnética de dos monos adultos.

Además de medir las variaciones, descubrieron que estaban vinculadas con otra diferencia notable entre las especies.

"También existía una diferencia dramática en el tamaño de los testículos de los monos", explica Dunn.

Los más grandes tenían un tamaño 6,5 veces mayor que los más pequeños.
Uno u otro

Al comparar a los animales, Dunn y su equipo encontraron que las diferentes especies mostraban signos de compensación.

Habían invertido en un tracto vocal enorme, para producir llamados de más baja frecuencia, o en testículos más grandes para producir más esperma.
Cada especie había invertido en uno de estos dos rasgos, dependiendo de su sistema de apareamiento.

En los grupos donde un macho tienen un harén de hembras y debe competir con otros machos para aparearse, estos tienen voces más poderosas y testículos más pequeños.

En los que hay varios machos, y por ende menos competencia vocal, tienen voces más tenues y testículos más grandes.

Hay algunos animales, como las focas y leones marinos, por ejemplo, donde los que tienen cuerpos más grandes tienen genitales más pequeños, explica Dunn.

Incluso un estudio publicado en 2012 señala que los hombres de voz más profunda tienen un conteo de esperma más bajo.

Pero este es el primer ejemplo contundente, dice Dunn, de un sistema de compensación "de inversión vocal y producción de esperma" en una especie.

"Fue una sorpresa descubrir que este tipo de compensación puede ser más común de lo que creíamos".

Fuente: BBC
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario