Biomarcadores predicen regreso del VIH cuando se detiene el tratamiento

17 Nov 2015



El tratamiento de la infección por elvirus de la inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH-1) con terapia antirretroviral (TAR) en las semanas siguientes a la transmisión puede inducir un estado de control post tratamiento (PTC) en algunos pacientes, en los que la viremia permanece indetectable cuando se detiene el TAR. 

La infección primaria por el VIH-1 (PHI), el periodo en cuestión de semanas o meses de seroconversión, puede proporcionar una visión de cómo se activa este reservorio y si éste puede ser suprimido, puesto que detener la TAR iniciada en esta primera etapa se ha asociado en ciertos pacientes con los periodos de remisión avirémica, en algunos casos, durante más de 10 años.

Los científicos del Hospital John Radcliffe (Oxford, Reino Unido) y sus colaboradores analizaron retrospectivamente los datos de un estudio aleatorizado de pacientes con infección primaria por el VIH que participaron en el ensayo SPARTAC. Los científicos compararon las células T de 154 pacientes en Europa, Brasil y Australia, que interrumpieron su tratamiento de TAR después de 12 o 48 semanas. Las células T juegan un papel central en la protección del sistema inmunológico. Los científicos idearon un panel de 18 biomarcadores para medir los parámetros de la inmunidad del huésped y los marcadores del reservorio de VIH-1.

Los investigadores utilizaron una variedad de métodos que incluyeron la medición del ADN del VIH-1, la cuantificación del Transcrito de ARN, asociado a las células, no empalmado, el cual fue realizado con el instrumento LightCycler 480 (Roche; Basilea, Suiza), la cuantificación de la respuesta específica de las células CD8 al VIH-1, quese realizó mediante análisis ELISPOT IFN-gamma (R & D Systems, Minneapolis, MN, EUA) y la clasificación de las células activadas por fluorescencia en un citómetro de flujo, MAQSquant (Miltenyi Biotec; San Diego , CA, EUA). La interleuquina-6 (IL-6) y el dímero-Dfueron cuantificados utilizando ensayos comerciales.

Los científicos descubrieron que los altos niveles de los marcadores de agotamiento de las células T que programaban la proteína de la muerte celular 1 (PD-1), el dominio de inmunoglobulina de las células T y el dominio de mucina-3 (Tim-3), además del gen de activación de los linfocitos 3 (LAG-3), medidos antes de la TAR, predicen firmemente el tiempo para el regreso de la viremia. Los datos sugieren que el tamaño del reservorio está determinado por la inmunidad mediada por las células T en la infección temprana por el VIH-1, lo cual se refleja en el número de asociaciones entre el ADN del VIH-1 y los biomarcadores inmunes en la línea base. Una vez que se inicia la TARy la replicación viral se suprime, el recuento de células T CD4 se recupera y el reservorio del VIH-1 desciende.

Los autores concluyeron que los participantes en quienes se interrumpe el tratamiento después de 48 semanas de TAR revelan nuevos biomarcadores potenciales que deben ser considerados en estudios más amplios que exploren el PTC. Las correlaciones entre las medidas de la inmunidad mediada por células T y el ADN del VIH-1 antes de la terapia toman fuerza para que el tamaño del reservorio sea determinado por la función de células T al comienzo de la infección. Los marcadores de agotamiento de las células T pueden identificar las células con infección latente con una inclinación superior a la transcripción viral. El estudio fue publicado el 9 de octubre de 2015, en la revista Nature Communications.


Fuente: LabMedica
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario