Salmonella, un aliado en la terapia contra el cáncer infantil

2016


En la Unidad de Investigación en Enfermedades Oncológicas del Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), el doctor Rosendo Luria Pérez ha iniciado una nueva línea de investigación que a futuro podría ofrecer una terapia alternativa para el tratamiento de niños con linfoma no Hodgkin, un conjunto de neoplasias hematológicas que se desarrollan en el sistema linfático.

Desde 2008, el doctor en biomedicina molecular por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) e investigador del HIMFG estudia la Salmonella typhimurium, una bacteria responsable de malestares en los seres humanos, y que estudios científicos recientes han demostrado su utilidad para erradicar células tumorales.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) dijo que aunque científicamente la Salmonella se ha descrito como un agente antitumoral, requiere de otros mecanismos que le permitan ser mucho más efectiva para eliminar las células tumorales.

En este contexto, el grupo de investigación del doctor Luria Pérez ha empleado péptidos derivados de proteínas proapoptóticas que favorecen la muerte celular programada de células tumorales.

De acuerdo con el investigador, aunque más de 80 por ciento de los casos de niños con linfoma no Hodgkin logra una sobrevida a cinco años con los tratamientos habituales, el otro 20 por ciento falla al tratamiento debido a diversos mecanismos de resistencia a los agentes quimioterapéuticos. Por tanto, el principal objetivo de su investigación es la búsqueda de una alternativa terapéutica para revertir la resistencia a la quimioterapia de las células tumorales.


“En la célula tumoral resistente, los mecanismos que gobiernan la muerte celular programada (apoptosis) están desregulados y por eso la célula no muere tan fácilmente. Dentro de los mecanismos de resistencia a la quimioterapia en que estamos interesados están las alteraciones en las proteínas de la familia Bcl-2. Moléculas de esta familia, como Bcl-xL, inhiben la apoptosis, y si esta molécula está sobreexpresada en la célula tumoral, evita que muera con los tratamientos de quimioterapia y el tratamiento falla. Afortunadamente hay una manera de revertir este proceso”, explicó Luria Pérez.

Recientemente, el grupo de investigación del doctor Rosendo Luria ha demostrado que el bloqueo de móleculas antiapoptóticas de la familia Bcl-2 a través de péptidos que provienen de proteínas proapoptóticas, como Bax, favorece la sensibilización de la célula tumoral a la muerte celular programada.

Cómo lograrlo

Con la combinación de estos péptidos y la quimioterapia, las células que se resisten a los tratamientos podrán morir. El reto de este trabajo de investigación es dirigir de manera efectiva y selectiva los péptidos con actividad proapoptótica hacia el tumor.

“Para eso proponemos emplear como acarreador de estos péptidos un vector bacteriano vivo atenuado como Salmonella typhimurium. Esta bacteria se ha utilizado como un acarreador de moléculas con fines vacunales y actualmente se ha propuesto que tiene afinidad por el microambiente tumoral”, dijo.

Al ser Salmonella typhimurium una bacteria que causa malestar en el humano, el grupo de investigación del HIMFG emplea una cepa que ha sido atenuada mediante ingeniería genética, para garantizar la bioseguridad.

El grupo de investigación del doctor Luria Pérez, también miembro de la Asociación Americana para el Estudio del Cáncer, ha realizado ensayos para poner en contacto los péptidos de Bax con líneas celulares de linfoma no Hodgkin.

“Observamos que cuando el péptido de la proteína Bax ingresa a la célula tumoral induce mayor apoptosis (muerte celular), y cuando esto ocurre se empiezan a eliminar las células tumorales. En los experimentos con la Salmonella que expresa el péptido de Bax, al infectar las líneas celulares de linfoma no Hodgkin y adicionarle el agente quimioterapéutico, lo que vemos es una mayor disminución de la viabilidad y aumento de apoptosis de estas células, comparadas con aquellas que solo reciben el agente quimioterapéutico”, detalló.

Un trabajo prometedor

En palabras del especialista, el objetivo de esta investigación pretende ofrecer a futuro una alternativa al tratamiento contra el cáncer resistente a la quimioterapia.

“Si esta propuesta llega a ensayos clínicos, se emplearía con alguna cepa de Salmonella mucho más segura. En un futuro, cuando se hayan hecho las últimas pruebas, esperamos proveer al clínico de una alternativa para los pacientes que hacen resistencia a la quimioterapia”, explicó.

En una próxima fase el grupo de investigación liderado por el doctor Rosendo Luria Pérez experimentará estos péptidos acarreados por Salmonella typhimurium en modelos de xenotrasplante en ratón.

“Lo que vamos a hacer es generar el tumor en ratones y administrarles Salmonella recombinante que expresa los péptidos de la proteína Bax. Esperamos que el tumor se reduzca o desaparezca, y que haya un mejor resultado cuando se adicione el agente quimioterapéutico”, expresó el doctor Luria Pérez.

Por último, el especialista señaló que acorde con sus datos, este mecanismo para eliminar células tumorales resistentes a la quimioterapia no se limitaría al tratamiento del linfoma no Hodgkin, ya que su aplicación podría extenderse a otras neoplasias hematológicas como la leucemia linfoblástica aguda —uno de los tipos de cáncer de mayor prevalencia en niños—, así como a tumores semisólidos y sólidos que aquejan a la población infantil. 


Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario