Técnica no invasiva de detección temprana y monitoreo de patologías

2016


El Instituto de Física (IF) y el Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, en colaboración con el Hospital General de México (HGM), examinan los metabolitos presentes en el aliento de mexicanos con un objetivo a largo plazo: desarrollar una técnica no invasiva de detección temprana y monitoreo de múltiples patologías.

Derivado de ese conocimiento, "en la decodificación del gen mexicano" se observó que nuestra población está predispuesta tanto al cáncer de mamá como a la diabetes. Son enfermedades que se tienen que detectar a tiempo por su alta incidencia (6.4 millones diagnosticados como diabéticos en 2012) y costo para el país (tres mil 430 millones de dólares al año, para su detección, seguimiento y control, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición).

El aliento contiene metabolitos que son biomarcadores de enfermedades como la diabetes, el cáncer de mama y de pulmón, así como Alzheimer, entre otras.

Al respecto, Ana María Gallego Sánchez realiza un proyecto inicial. Como parte de su tesis de maestría en el posgrado de Física Médica de esta casa de estudios, se determinó la línea basal o primera medición de los compuestos orgánicos volátiles presentes en el aliento de la población sana.

Conocimiento base

El estudio es una base para el análisis de múltiples patologías como cáncer de pulmón, colesterol, asma y diabetes. En particular, se hará una investigación enfocada en la detección oportuna de la prediabetes, pues esa enfermedad es una de las principales causas de muerte y ceguera en el país.

La investigación se llevó a cabo en personas sanas, así como en diabéticos de reciente diagnóstico y en estado crítico; estos últimos son pacientes del servicio de urgencias del HGM, indicó Gallego Sánchez.

Se identificaron biomarcadores de diabetes que pueden ser analizados para el diagnóstico oportuno. Hasta ahora, explicó la especialista en ingeniera física por la Universidad Nacional de Colombia, en el aliento del grupo se han determinado 92 compuestos orgánicos volátiles, nueve de los cuales ya están reportados en la literatura como biomarcadores de prediabetes.

Protocolo de investigación

Bajo la dirección de Antonio Juárez Reyes, del Instituto de Ciencias Físicas (ICF) de la UNAM, y de Adriana Monroy Guzmán y Yolanda Mares, investigadoras del HGM, Gallego Sánchez desarrolló en su proyecto de tesis un protocolo de toma de muestras, que consiste en indicaciones para el paciente (como ayuno y ejercicios de exhalación) y otras –de rutina– para el personal encargado de colectarlas. 

Para el estudio, prosiguió, las moléculas de interés son las del aliento alveolar, no las atmosféricas; es decir, las que vienen del intercambio gaseoso durante la inhalación. El análisis de los compuestos orgánicos volátiles del aliento no sólo puede dar información sobre el metabolismo del cuerpo humano y la tendencia a la diabetes, sino a otras enfermedades. En la literatura, por ejemplo, está reportado que el butano es un biomarcador de cáncer de pulmón; ciertos nitratos, de asma; y el acetaldehído, de cáncer de mama, concluyó.
Compartir en Google Plus

    Comentario Blogger
    Comentario Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario